Mi lectura para las vacaciones de verano

Foto ©jrangel

Desgraciadamente las vacaciones de verano están llegando a su fin. Lo que significa que todos los que estamos en el mundo de la investigación debemos regresar a nuestros artículos, tesis, conferencias, trabajo de campo, proyectos de investigación, etc.

Como ya es una tradición, estas vacaciones aproveché la tranquilidad y la paz de la ciudad ( si es que se le puede llamar paz en Paris) para leer algo menos científico y distraer un poco la mente al mismo tiempo que tener nuevas perspectivas de análisis. Noy hay como evadir las responsabilidades (y a veces los tormentos) de la investigación con un buen libro mientras se degusta un buen café o una copa de rosé en una terraza soleada.

En esta ocasión voy a hablarles de un libro que por asares del destino había ya había leído antes de saber que me iba a dedicar a la temática de las lenguas en peligro de desaparición. Se trata de Aquí se habla: un recorrido por las lenguas amenazadas de Mark Abley. Su título original en inglés Spoken here: Travels among Threatened Languages fue publicado en 2003. La traducción en español se publicó en el 2006.

Este libro cuenta de una forma simple y agradable la situación de lenguas que están amenazadas en el mundo. Hay que aclarar que no se trata de una obra científica sino más bien está narrada en un estilo literario y periodístico.

Mark Abley es un escritor y periodista, lo que explica la prosa del libro. Si bien el libro nos da una mirada general al fenómeno de las lenguas amenazadas, algunas veces da la impresión de que los casos que aborda han sido un poco “adornados” estilísticamente hablando. Esto no es de ninguna forma algo negativo, sino una de las características más importantes del libro, tratar un tema tan complejo en términos simples y agradables. Esto es una de las críticas que muchas veces se nos hacen a los lingüistas y Mark Abley no los recuerda:

p. 21

Ruego a los lingüistas que me perdonen por invadir su territorio y dar pie a que estas páginas alberguen toda clase de meteduras de pata… y les recordaría sin acritud que, a no ser que se expresen sobre el tema en términos claros, inteligibles y exentos de jerga, no es probable que su propia voz llegue a la gente.

Aquí se habla es un libro para todo tipo de público interesado por alguna u otra razón por las lenguas amenazadas.  No es en ningún momento un libro técnico o científico aunque el autor tome elementos de investigaciones en lingüística.

Para los que nunca haya leído sobre este tema, el libro ofrece es una muy buena manera de iniciarse, y porque no, agarrarle el gusto. Para los estudiantes o investigadores de antropología y lingüística puede parecer que deja afuera temas importantes y los que trata son un poco a la ligera. Además de que la mayoría de los casos que estudia se concentran en países anglófonos salvo un par de excepciones.

He aquí algunos pasajes interesantes.

p.17

A una lengua no se le puede colgar una etiqueta con el precio, independientemente de su tamaño o importancia, del mismo modo que se lo ponemos a un pájaro carpintero de marfil o un ejemplar de la declaración de derechos.

p.19

Pero un CD-Rom de una lengua extinguida guarda un molesto parecido con un dodo disecado. Una pieza de museo, guardada con cariño, puede dar a los científicos toda clase de información útil, excepto quizá la más esencial: como se comportaba el pájaro extinto. Además, las lenguas son creaciones sociales, puestas constantemente a prueba y renovadas en la boca de sus hablantes. Exigen ser no solo estudiadas.

El autor nos lleva en un recorrido, como el título lo sugiere, por algunas lenguas amenazadas. Pero más que hablar de lenguas, Abley se esfuerza por ponerle un rostro y nombre a los hombres y mujeres que hablan esas lenguas. Esto es algo de lo que carecemos muchas veces los lingüistas cuando hablamos del tema únicamente en términos técnicos. Abley busca el matiz humano de las lenguas amenazadas más que los tecnicismos científicos. Esto permite al lector relacionarse con los personajes que en este caso son reales.

En conclusión, es una buena lectura de divulgación para las vacaciones.


Jhonnatan Rangel

I am a PhD candidate at the INALCO-SeDyl (CNRS) in Paris. My research focuses on language variation in Ayapaneco, a critically endangered language in the south of Mexico. Doctorant à l’Institut National des Langues et Civilisations Orientales (INALCO) et sous la tutelle du laboratoire Structure et Dynamiques des langues (SeDyl) du CNRS. Mon projet de recherche porte sur la variation linguistique dans le zoque ayapaneco, une langue en danger au Mexique.

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter

Vous aimerez aussi...

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.